Glup 2.0

 photo pru_zps6q1y7vh3.jpg



14.11.07

Pe `mmare nun ce stanno taverne.

Por el mar no hay tabernas y primero llegó el rumor de unos mercaderes holandeses, venían de lejos, llegarían de madrugada, sentado a horcajadas sobre las ramas del fresno junto al molino se veía la playa, las limpias olas del amanecer tornaban en espumas que acariciaban la suave pendiente interrumpida por caracolas y redondas piedras, las flacas piernas de un pescador ciego con la caña hundida en la arena, un perro siguiendo gaviotas, ladrando al aire, alborotando el discurso del centinela ebrio, erguido sobre una tarima de maderas trabadas con gruesas maromas y cintas de colores flotando en la brisa mientras aún no se divisaban embarcaciones negras, ningún navío se acercaba meciéndose en el miedo de los lugareños escondidos detrás de las dunas, aunque algunos reían, los más gemían, dos retozaban, indiferentes a lo desconocido, excitados quizás por los presentidos mástiles enhiestos meciéndose en erótico bamboleo, música de flautas, unos mozos peleaban a puñetazos entre insultos y gruñidos, alardes por una adolescente morena tumbada sobre el lomo de una vaca, parloteo de comadres, un niño pelaba nueces bajo una higuera y solo el gallardete rojo ondeando en el extremo de una pértiga destacaba en la escollera de la izquierda, justo donde en tiempos embarrancó aquella nave capitana cuya quilla rompía con delicadeza las aguas azules, con tanta suavidad que engañaba sobre las intenciones de los tripulantes, los lanceros a proa, los alabarderos inclinados en estribor, el capitán repartiendo aspavientos y estímulos, los remeros de distintas razas asustados, con las cadenas aprisionándolos a los banquillos, la barahúnda después del choque, los gritos pidiendo auxilio, puños al cielo, blasfemias, los cuerpos chocando contra las aristas de las rocas, cestas flotando, jarras rotas, odres esparciendo los aceites de Sudán, cabezas de cristianos desapareciendo bajo la espuma sucia, pellejos de vino de Aragón asomando, la brea salpicando las alas del albatros que volvía de mar adentro, desde donde se pierde el horizonte, allá, lo que no puede divisarse desde los cañaverales de las dunas, las proas mojadas, delanteras puntiagudas, en fila, armada alineada en alguna cala lejana, con las velas desplegadas, los guerreros separados de los marinos con sus camisolas blancas con bordes dorados, las armas a punto, lanzas, espadas, dagas con hojas afiladas, música de vihuela previas a las trompetas y tambores de lucha, los parches atronando antes de desembarcar, con bramidos, con la sangre detenida en las sienes, con el odio después del mejunje de alcohol malo y hierbas, hambre de galletas y tasajo, mareo de toboganes salados, el casco hundido después de las travesías con sirenas cantando y ballenas en lontananza, las historias de feroces antropófagos esperando, mentiras de capellán viejo, supersticiones cosidas al amparo de otras batallas, niños degollados, mujeres apresadas, sus flancos esperando el desahogo macho de días, el sexo escociendo entre las piernas, el botín, ancianos temblorosos recogiendo leña, avivando el fuego, el humo en los cabellos, aroma del buey asado después de la pelea, los escudos con marcas de flechas, con rasguños en el metal que no en la carne, no por esta vez, alivio de seguir vivos, los dueños de los viñedos no emplean hasta septiembre, ni los panaderos, no hay trabajo para los cardadores de ovejas, la familia tiene que comer, este oficio está bien pagado, la seguridad de la olla, continuar la aburrida vigilia en los puestos, el frío, el regidor exigiendo silencio, el director encaramado en la grúa, las cámaras a punto y al grito de ¡acción! continúa el rodaje de la película. ¡Malditos niños bonitos de la ciudad!



5 comentarios :

ybris dijo...

Algo así me imaginaba de pequeño devorando a Salgari.
Lo de pensar en un Director que plasmase todo eso en una película vendría después.
Siempre nos quedarán las tabernas terrestres.

Un abrazo.

Maduixeta dijo...

Yo visualizando el agua cristalina, el cocotero y sus destellos, los camellos picoteando, las dunas en tropel, y me dices que es un espejismo...

Solo faltaba oir las cadenas ahogadas por los tambores en las galeras ;)

Contigo se cumple el refrán "a la cama no te irás sin saber una cosa más", y es que me meneas el vocabulario que da gusto jajajaja.

Un besito de galleta con chocolate, por cierto! al final no te conté como funciona un beso de sofá, pues bien, en el umbral de la noche en que sabes que es tarde pero no quieres irte a la cama porque en el sofá se esta divinamente, tapadito con una manta, los ojitos que se van cerrando y abriendo, y esa sensación de estar en harmonia con todo el mobiliario...entonces se te acerca alguien y te da un besito suave, casi imperceptible, que te arranca una sonrisa.

Margot dijo...

Te leo y me quedo sin resuello, tanta coma y ningún punto!! querrá ahogarme?, pienso... y luego me ahogo sí pero entre tanta imagen descrita y me quito el sombrero y te digo chapó y me dan ganas de bailotear e irme de tabernas contigo y no sé si de holandeses o belgas pero el mar me gusta y los fresnos y...

Ves? me contagiaste!!

Un beso boqueando, aire, necesito aire!

(Dónde te metes, abandonaditos nos tienes...)

Nikté dijo...

Me voy a tomar una tila, que me has puesto de los nervios.
Pero si hasta niños degollaos he visto y mucha promiscuidad, mucha.
Jajaja.
Pedro de mis angustias, te voy a llamar desde ahora.
Tu has estado alli?
Pregunto.

Ahora entiendo porque cuelgas tantas canciones y es que se necesita de muchas para estar aqui y poder terminar antes que el reproductor.
Que si, que si, que a mi también me gustan los cocos.
No me hagas caso, no estoy subestimando lo escrito, es que estoy resfria y moqueo

Pedro (Glup). dijo...

Disculpas por mi retraso en la contestación (con días de 24 horas no me llega)

Como tú, ybris, me devoré todo Salgari (que tuvo, ya sabes, una vida difícil)
Otros escritores también me he devorado.
Hasta que Cortázar me devoró a mi.
Y no será por tabernas en este país.
Un abrazo.

Maduixeta, tus comentarios son ricos, dulces, sesudos, con un toque ingenuo, una pizca de picante, dos gramos de quién sabe (ha leído, pensado, sentido, escrito, etc),(no me he explicado bien, me refiero de esa persona –tú- que hace todo eso. Y más)
Gracias, muchas gracias.

Margot, escribo para lectores con buenos pulmones, con buena vista, generosos para perder el tiempo con esta colección de ya no sé qué. (Tienes que dejar de fumar tanto.)
Eres un cielo, muá.
Y no tengo abandonado a nadie, ocurre –tú sabes- que hay épocas –esta- de mucho trabajo (jo, no paro, no tengo tiempo para nada)

Resfriada Nikté, la promiscuidad que has visto/leído es un pálido reflejo para todo lo que no he contado. ¡Cómo estaba aquella playa! Y es que las esperas abren los apetitos ¿no te ocurre? (deja, deja, no cuentes nada que luego todo se sabe)
Y sí, claro, estuve allí, esas cosas no pueden inventarse.

Traductor

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg