31.12.12

Feliz año 2013


2012 ha sido un año intenso.

2013 será bueno.

Eso os deseo.

Aunque, como dice Lewis  Carroll:

 Invaden un país de maravillas;
Dormir, soñar, mientras pasan los días,
Dormir, en tanto que el verano expira.

Es como ir por un caudal corriendo,
Ligero y fugaz como un destello.
La vida, dime, ¿es algo más que un sueño?


(Pep Montserrat)


30.12.12

Los duelos con pan son menos.

… Si no es posible domeñar la emergencia de los sentimientos, al menos podemos darles una forma, constreñirlos, liberarlos, esculpirlos. Una teoría del amor requiere desde luego una física y una fisiología, pero igualmente un arte del querer… la necesidad de reconsiderar las leyes amorosas occidentales para tratar de acabar de una vez con la forma obligada de la pareja fusionada, deseosa de complementariedad y primitivamente inscrita en una voluntad de eternidad… El uno y el otro, conscientes e informados, lúcidos y perspicaces, encaran su historia desde una perspectiva dinámica: en expansión o en regresión, susceptible de resituarse cotidianamente con ayuda del doble principio de elección y abandono -esos dos motores activos-… 
Teoría del cuerpo enamorado. Michel Onfray




Este año está terminando con el brusco cambio de hábitos (etcétera) que desde octubre ha modificado mi vida. Todavía no he logrado tomar el pulso de los días por mucho que aparente calma, alegría y desenfado, no.

Mis amigos psi siempre me han hablado del duelo. En mis pérdidas anteriores (fallecimientos, sentimentales, trabajo) nunca he sabido cómo desarrollarlo, no soy amigo de remedios, soy primario, tengo un malentendido principio de que puedo con todo (obviamente no puedo con todo, de hecho puedo con poco). No había caído en ello hasta este mismo momento en que lo escribo (¿tan poco me examino?). Es curioso, ahora que en teoría tengo tiempo para todo en realidad no tengo tiempo para nada. Me lo tengo que mirar.

Mientras me lo miro, seguro que llegaré más dentro, ahí donde confluyen los anhelos, los miedos, los deseos, la ilusión, la esperanza, el afán de vivir, de  compartir, de aprender, de ser, algo bueno saldrá, seguro.

Termina el año, 2013 será como sea, desde ahora comienzo el intento para que sea mejor, diferente, rico en emociones, en sensaciones, en amistad, en momentos bellos, en amor. Me pongo a ello con todas mis fuerzas.

Agradezco vuestra presencia en este humilde rincón.

Feliz año 2013 para todos.



El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida (pérdida de un empleo, pérdida de un ser querido, pérdida de una relación, etc.). Aunque convencionalmente se ha enfocado la respuesta emocional de la pérdida, el duelo también tiene una dimensión física, cognitiva, filosófica y de la conducta que es vital en el comportamiento humano.


29.12.12

Get off my cloud.

Y tienen las palabras su verano,

su invierno,
y tiempos de entretierra
y estaciones de olvido.

De pronto se parecen demasiado a nosotros,
a manos que no tocan
hijos, amigos,
y pierden su polvo en otra tierra.
Ya no las mueve el agua
de nuestra tibia orilla humana.
Navegan entre nieblas,
merodean lentísimas,
van como topos,
ciegas,
esperando.
Hermanas, tristes nuestras.



Ida Vitale




Las palabras en abanico se asoman a la raíz de lo íntimo, intentan el poema pero no, se atoran, se prenden en las redes del tedio y caen en círculos hasta aplastarse en la piedra de esta nadería.

La violencia hace guiños detrás de una cortina roja que separa el mundo de luz de las tinieblas que confunden los caminos a quién sabe dónde, tanteo en los cruces con miedo por los gritos de los confundidos, me uno con mi miedo.

Tristeza, añoranza de las branquias que nos permitieron respirar entre las cálidas aguas del mar que ocultó la ciudad derruida, aún así nos sumergimos y buscamos sus tesoros, quién sabe si los hay.

Mis dedos siguiendo la línea del cuello de ella, músculos tensos, los gemidos después, fue ayer y aún estoy dormido pero huelo mis manos y ocurrió.

Llegan los pájaros amarillos de Klee, las palabras se esconden en su nido, callan y así queda truncado lo de hoy, lo que tampoco he sabido decir empeñado en lo que no es, otra cerradura, otro día, mañana encontraré la llave.



Con las manos se forman las palabras,

con las manos y en su concavidad
se forman corporales las palabras
que no podemos decir.

José Angel Valente

Jackie Brown - Escena final - Across 110th Street







28.12.12


Fontella Bass, gloriosa voz negra.

Fontella Bass murió el miércoles 26 de diciembre en su St. Louis natal; tenía 72 años y había sufrido un ataque al corazón a principios de mes. Cantante de poderosa garganta, rica en recursos expresivos, Fontella está identificada por Rescue me, arrollador tema de soul que ella ayudó a componer. Éxito global a mediados de los sesenta, se trata de una de esas piezas que han terminado retratando aquella década, por su impetuosa línea de bajo y su urgente mensaje.

“Esto solía ser nuestro secreto 
Ahora me estoy ocultando aquí solo 
No puedo evitar leer nuestros nombres en la pared 
Y borrarlos de la piedra 
Confié en ti en todos los sentidos 
Pero no es suficiente para hacerte quedarte 
Date la vuelta 
He perdido mi terreno 

Ven y sálvame 
Estoy en llamas 
No lo ves 
Ven y sálvame 
Solo tú puedes ponerme en libertad 
Ven y sálvame 
Sálvame



Vamos


Descender por el tacto a la raíz
de ti, memoria
húmeda de mi transito. 


 José Angel Valente














Vamos entre las cañas a buscar la mudanza en el cielo que negaban los grajos que no vuelan, los cómplices del bostezo, la rutina y aquella embozada dama sentada en el viento de no vernos.

Déjame buscar con los labios, con la rabia de un felino herido, el pasaje secreto hasta tu alma, allí donde se abren las rosas y el murmullo de íntimas verdades.

Vamos amor, a comernos a pedazos, a perdernos en desnudas componendas, en batallas de muslos, de besos, de cuerpos que vuelven de batallas perdidas, de victorias en el último suspiro, de tanto tiempo sumergidos en horizontes de peces que no llegan, siempre tan lejos.

Déjame ternura, con la lengua, deshojarte de vergüenzas y pudores, cabalgarnos en secreto por las praderas del anhelo, amantes egoístas en las llamas de querernos, sudorosos y nuevos, borrachos de deseo.

Vamos, dueña de mis noches, la emperatriz ha muerto, escondidos en sábanas y gozos, con el rostro oculto en los secretos, dejemos que nos acune el alba, una vez más, otra, y otra, para siempre.

¿Vendrás?



27.12.12

Jueves, se acaba el año.

«Tenía un matrimonio ideal y no iba a permitir que su propia esposa se lo estropease”. Caída y auge de Reginald Perrin.-.David Nobbs



Esta esquina es un privilegio, me permite imaginar.
Y contárselo.




La verdad, acudí a aquella reunión de antiguos compañeros solo por ver a Sara pero el azar estaba juguetón aquella tarde. Nos reunimos en el bar de entonces y hola, besos, como estás, quién eres, te recuerdo, se te ve como siempre, esos lugares comunes.

Entre todas, Begoña era la menos favorecida por el paso del tiempo y qué sé yo. Al salir hablamos mientras la llovizna nos recluía bajo el alfeizar, desgranamos los años, los hijos, las historias, me pareció una mujer mayor. En la cena seguimos compartiendo nuestra visión del desencanto, de las ilusiones, del futuro cada vez más corto, me pareció una mujer interesante. No pude cruzar ni una sola palabra con Sara.

El azar siguió jugando y después de años de no vernos, tres días después coincidí con Begoña cuando estábamos tomando café uno a cada extremo de la barra de un bar. A ese café siguieron otros en otras mañanas, ella me confesó que le había parecido un hombre mayor pero que estaba cambiando su opinión.

No sé cómo fue o sí lo sé, tampoco es cosa de entrar en demasiados detalles pero, qué cosas, un día después del café nos besamos, los besos llevaron a las caricias y estas a quitarnos la ropa y a nuestra primera vez, que fue un milagro de intensidad, pasión, ternura y qué les voy a contar. No estoy seguro que sepan de qué estoy hablando.

Por nuestros compromisos, trabajos, pareja y otras obligaciones determinamos que los miércoles de de 9 a 11 y los viernes de 4 a 7 eran nuestros días y horas hábiles. Visto así parece una relación mecánica, poco romántica, burocratizada, pero no, Begoña era muy mujer muy atractiva, joven, llena de vitalidad y una amante increíble incluso para mí que en esas cuestiones siempre he sido muy exigente, que lo diga Sara.

Pero me olvidé de Sara, de mi pareja legal, de mis amigas virtuales y me colgué, así, como lo leen, me colgué. El sexo era tan intenso que tiñó de rosa y rojo mis pensamientos, que se redujeron a solo uno, es decir como siempre pero llevado a su máxima expresión. Comencé a faltar al trabajo, a no ir a casa a dormir, a no ir a misa los domingos, a no pensar en otra cosa que no fuera estar con Begoña. No sé si a ella le ocurría lo mismo pero yo estaba justo en el borde de quedarme lelo.

Tanto fue el cántaro a la fuente que me quedé, lelo, sin trabajo, sin pareja, sin Begoña, sin Sara, sin Facebook. Estoy ahora mismo en la cola del desempleo y creo que llega ya mi número, el 105, no tengo tiempo ahora, creo que me ha salido una entrevista para un trabajo en Albacete pero les prometo que otro día les cuento la parte que falta a esta historia.




Oye,  estas cosas que escribes, ¿te las imaginas, te han ocurrido, te las cuentan?

Bueno, en principio, debo decirte que cuando este blog era solamente glup y nadie sabía quién escribía era más sencillo, me permitía ser otro siendo yo mismo, incluso me comentaban, etcétera, pero ahora bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla ahora bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla ahora bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla  bla bla bla bla bla bla, etcétera, que jamás podré vivir de la escritura pero un día, seguro, escribiré mi libro viendo pasar el fiero y frío Hudson (*).




(*) Antes debo hacer el Camino de Santiago y alguna cosilla más.    


The Great Spanish Crash


26.12.12

Colaboración.





Competencia.



Recuerdo que en un tiempo leía a Fernando del Paso en su  Palinuro de México y entendía cada línea, cada coma, cada suspiro.

Hacíamos el amor compulsivamente. Lo hacíamos deliberadamente.
Lo hacíamos espontáneamente. Pero sobre todo, hacíamos el amor diariamente. O en otras palabras, los lunes, los martes y los miércoles, hacíamos el amor invariablemente. Los jueves, los viernes y los sábados, hacíamos el amor igualmente. Por últimos los domingos hacíamos el amor religiosamente.
O bien hacíamos el amor por compatibilidad de caracteres, por favor, por supuesto, por teléfono, de primera intención y en última instancia, por no dejar y por si acaso, como primera medida y como último recurso. Hicimos también el amor por ósmosis y por simbiosis: a eso le llamábamos hacer el amor científicamente. Pero también hicimos el amor yo a ella y ella a mí: es decir, recíprocamente. Y cuando ella se quedaba a la mitad de un orgasmo y yo, con el miembro convertido en un músculo fláccido no podía llenarla, entonces hacíamos el amor lastimosamente.
Lo cual no tiene nada que ver con las veces en que yo me imaginaba que no iba a poder, y no podía, y ella pensaba que no iba a sentir, y no sentía, o bien estábamos tan cansados y tan preocupados que ninguno de los dos alcanzaba el orgasmo. Decíamos, entonces, que habíamos hecho el amor aproximadamente.
O bien Estefanía le daba por recordar las ardilla que el tío Esteban le trajo de Wisconsin y que daban vueltas como locas en sus jaulas olorosas a creolina, y yo por mi parte recordaba la sala de la casa de los abuelos, con sus sillas vienesas y sus macetas de rosasté esperando la eclosión de las cuatro de la tarde, y así era como hacíamos el amor nostálgicamente, viniéndonos mientras nos íbamos tras viejos recuerdos.
Muchas veces hicimos el amor contra natura, a favor de natura, ignorando a natura. O de noche con la luz encendida, mientras los zancudos ejecutaban una danza cenital alrededor del foco. O de día con los ojos cerrados. O con el cuerpo limpio y la conciencia sucia. O viceversa. Contentos, felices, dolientes, amargados. Con remordimientos y sin sentido. Con sueño y con frío. Y cuando estábamos conscientes de lo absurdo de la vida, y de que un día nos olvidaríamos el uno del otro, entonces hacíamos el amor inútilmente.
Para envidia de nuestros amigos y enemigos, hacíamos el amor ilimitadamente, magistralmente, legendariamente. Para honra de nuestros padres, hacíamos el amor moralmente. Para escándalo de la sociedad, hacíamos el amor ilegalmente.
Para alegría de los psiquiatras, hacíamos el amor sintomáticamente. Y, sobre todo, hacíamos el amor físicamente.
También lo hicimos de pie y cantando, de rodillas y rezando, acostados y soñando. Y sobre todo, y por simple razón de que yo lo quería así y ella también, hacíamos el amor voluntariamente.
"

Entonces era capaz de acaparar palabras como fresas,  juntar frases sin tiempo para respirar, plegarias submarinas y  osados poemas de aire. Alguien al final de la calle soleada lo leía y me llegaba un aleteo de golondrinas y vencejos que migraban. 

Vino, paso a paso, otro tiempo Lewis  Carroll y  La caza del Snarjk.

Perseguirlo armados de dedales, perseguirlo
armados de precaución, perseguirlo con
tenedores y esperanzas, amenazar su vida con
una acción del ferrocarril, atraerlo con sonrisas
y jabón.

Y no entendía nada, no era necesario, me subí a la metonimia y cabalgar dragones verdes de silencios en túneles de viento y voces me divertía.

Después llegó la crisis al blog, también a este.

Me gustan la música y las fotos.

'Retrato del escritor Max Herrmann-Neisse', 1925. George Grosz.


Supe que además del lamento cíclico es necesaria una revisión de métodos y maneras, de guiones y expresiones, de dar vuelta a los colchones, ya lo insinuaba Karmelo C. Iribarren.

No sé si soy
feliz,
si verdaderamente
lo he sido
alguna vez;
aunque creo que no.
Y a ti te ocurre
otro tanto,
me consta.
Pero no es esto
lo peor.
Lo peor del caso,
lo más triste,
es que ya
ni siquiera
nos importa.

Lo entiendo, con tanto twiter, facebook, pinterest, tumblr, instagram y otros inventos el blog tradicional, el de toda la vida se ha pasado de moda, de rosca, de exceso, de falta.

Me encanta la música, ¿de dónde la sacas?  

¿A qué te parto la cara?       

   
                                                        
Cada uno hace lo que sabe hacer y si no, pues no, pero esa frase de adelante sobre viento y marea es aplicable a esta situación y ya pueden caer chuzos de punta o serenos cabeza abajo que esto sigue, faltaría más, no sé si les he contado que cambié mi soledad de nadador con el único y monótono horizonte del fondo de la piscina por otro de coloridos trajes de baño ceñidos en los cuerpos de mis compañeras de entrenamiento, que me gritaba el coach, ¡esos brazos!, ¡Pedro saca menos la cabeza! y llegó un momento en el que solo pensaba en sacar no solo la cabeza sino el tronco y extremidades de aquel agua tan fría y comprobar si aquellas turgencias, músculos, redondeces, senos incipientes, labios húmedos, ojos enrojecidos por el cloro y otras alteraciones de ellas eran realidad o la película que me hacía mientras trataba de coordinar respiración y movimiento de piernas, la vuelta, mejorar mis marcas, ganar, pues no, me perdí, llegué a subcampeón y lo dejé, esta vida es un atrapar (el instante) y dejar (lo), de optar por una senda o por otra, hay veces que uno está en un cruce de tantos caminos que lo mejor es no escoger ninguno y volar alto, a las nubes, imaginar, tanto va el cántaro a la fuente, etc, etc, que sí, que no es cómo lo dices ni etc, que es lo que dices y etc, pero está la música, claro (si no, no entraría ni dios) y las fotos (lo mismo), que no me mire usted así, que eso no me lo dice en la calle, que si tal, que si cual, el blog pero no solo, que ya lo dice mi amiga Juana, eres un osado por escribir después de, por ejemplo Idea Vilariño (esta vez es antes, pero sí, lo soy, un beso, se acaba el año)
.
    
"Amor
desde la sombra
desde el dolor
amor
te estoy llamando
desde el pozo asfixiante del recuerdo
sin nada que me sirva ni te espere.
Te estoy llamando
amor
como al destino
como al sueño
a la paz
te estoy llamando
con la voz
con el cuerpo
con la vida
con todo lo que tengo
y que no tengo
con desesperación
con sed
con llanto
como si fueras aire
y yo me ahogara
como si fueras luz
y me muriera.
Desde una noche ciega
desde olvido
desde horas cerradas
en lo solo
sin lágrimas ni amor
te estoy llamando
como a la muerte
amor
como a la muerte."

Y tiene razón, es una osadía (que poema tan maravilloso).



Jam Session.



24.12.12

El Sueño del Caracol






Volarás.

En un País de las Maravillas descansan
soñando mientras los días pasan
soñando mientras los veranos mueren.

(Lewis Carroll)





Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad.
Quiero enviaros todo mi cariño en este día y en los que vendrán.
El frío de fuera no altera el calor de aquí dentro.
Un fuerte abrazo.


Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg