Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


31.1.12

Catarsis.

“Spellbound”  W Magazine, November 2010  photographer Alex Prager  Irina Lazareanu



Catarsis.

 

Catarsis (del griego κάθαρσις kátharsis, purificación) es una palabra descrita en la definición de tragedia en la Poética de Aristóteles como purificación emocional, corporal, mental y religiosa. Mediante la experiencia de la compasión y el miedo (eleos y phobos), los espectadores de la tragedia experimentarían la purificación del alma de esas pasiones.
Según Aristóteles, la catarsis es la facultad de la tragedia de redimir (o "purificar") al espectador de sus propias bajas pasiones, al verlas proyectadas en los personajes de la obra, y al permitirle ver el castigo merecido e inevitable de éstas; pero sin experimentar dicho castigo él mismo. Al involucrarse en la trama, la audiencia puede experimentar dichas pasiones junto con los personajes, pero sin temor a sufrir sus verdaderos efectos. De modo que, después de presenciar la obra teatral, se entenderá mejor a sí mismo, y no repetirá la cadena de decisiones que llevaron a los personajes a su fatídico final.
En las tragedias clásicas, el motivo principal del infortunio es casi siempre la hybris, o el orgullo desmedido que hace a los mortales creerse superiores a los dioses, o que no los necesitan ni les deben honores. Dicho hybris es considerado como el más grave de los defectos, y la causa fundamental de todos los infortunios. De este modo la tragedia también alecciona y enseña al espectador respecto a los valores de la religión clásica. La catarsis es, pues, el medio por el cual los espectadores pueden evitar caer en dicho hybris.

En el psicoanálisis

Josef Breuer y Sigmund Freud, iniciadores del psicoanálisis, retomaron este concepto en sus primeros trabajos, y denominaron método catártico a la expresión o remembranza de una emoción o recuerdo reprimido durante el tratamiento, lo que generaría un "desbloqueo" súbito de dicha emoción o recuerdo, pero con un impacto duradero (y le permitiría luego al paciente, por ejemplo, entender mejor dicha emoción o evento o incluso hablar ampliamente sobre ello).





Leonard McCombe The dining car



Pongo orden. Tantos textos expuestos deben tener una explicación. Hay un algo ahí detrás que debe darle sentido. Lástima no ser lacaniano practicante, discípulo, asesor de almas atribuladas, yo qué sé, saber.

Aunque mejor no, mejor no estar afligido, no ser una isla, rumiar el desencanto solo en lo oscuro, utilizar la escritura como catarsis, lejos de cualquier intento psicológico, de explicar el para qué, dejar deslizarse las palabras al desamparo de la crítica, el análisis,  que envejezcan, orgullosas, a veces fuera de lugar, otras en búsqueda de ese lugar, sin melancolía, mirando hacia delante, pues eso, martes, que no tengo tiempo para nada que no sea esto y lo otro y lo de más allá.  Olé.



30.1.12

Lo sé.



(Ballerina Mary Ellen Terry talking with her legs in a telephone booth. Photograph by Gordon Parks, 1952.)

Las tres palabras más extrañas

Cuando pronuncio la palabra Futuro,
la primera sílaba pertenece ya al pasado.
Cuando pronuncio la palabra Silencio,
lo destruyo.
Cuando pronuncio la palabra Nada,
creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.
Wislawa Scymborska 

(Versión de Abel A. Murcia)

Recuerdo aquella película de  Woody Allen en la que interpretaba un papel de espermatozoide. Conocedor de su destino, esperaba cumplir su cometido fecundador, o no, con inquietud, bromas nerviosas y frases ingeniosas.

Era una película pero imagino lo duro de ser un espermatozoide. No por nada, es que hay muchos,  eres uno más, con absoluta uniformidad entre millones, apenas algo.

Solo ese, el distinguido, acierta, cumple, logra llegar a lo que se espera de él, o no.

Llevo años esperando en este lugar, sin otra luz que la palabra. Sin encogerme insisto sin esperar nada, o sí. Es duro ser uno más, ignorar si alguna vez acertarás. Lanzarse al vacío sin saber si ahí abajo está el infierno o las alas de un ángel tuerto. Aún así hago equilibrios en el borde y me dejo caer sin miedo, o sí.

Lo sé, hace tiempo que lo sé, en realidad solo importa el camino. Sales de aquí (un dedo señala un punto en el mapa) y llegas aquí (otro dedo señala otro punto, alejado del anterior). En ese trayecto está la esencia. Se sabe cuando se empieza, no se sabe cuando llega el final.

Somos compañeros de viaje, caminemos, hoy es otro día.  


(Jacques Tati)

29.1.12

El blog de los amigos muertos


El blog de los amigos muertos

Por:  27 de enero de 2012
CasavellaMordzinski
Francisco Casavella fotografiado por Daniel Mordzinski.
Todo es extraño. Los favoritos de Internet tienen a veces algo de paisaje después de la batalla: el humo, los caídos, edificios en pie, ruinas… y ese silencio que llaman sepulcral. Nada produce más congoja que visitar los blogs de los muertos. Siguen ahí, en el limbo, detenidos por siempre el día que fallecieron, con sus inéditos, sus comentarios, lo que estaban leyendo, los proyectos, la biografía sin terminar aún.  Se vuelve a ellos como de un viaje, en septiembre, mientras el calendario señala amarillento el mes de junio. El archivo de textos ha seguido corriendo en el vacío: enero, febrero, marzo… 2009, 2010, 2011... Es extraño, ya digo. Están allí más vivos que en sus libros, también más imperfectos, en marcha aún. 
A veces, todavía, pincho en el blog de Tomás Segovia. Murió en noviembre pasado. Su bitácora está llena de tesoros por descubrir.
CasavellaCubiertaA veces, todavía, pincho en el blog de Francisco Casavella. Se murió en 2008. No sé si fue mi amigo (disculpen la primera persona). Nos escribimos mucho, hablamos por teléfono, nos vimos demasiado poco. Diría, eso sí, que lo tenía presente: qué pensará de esto, qué escribirá, dónde andará metido. Alguna vez llamó para avisar: “Desaparezco un tiempo”. Raro ¿no? Fue uno de los grandes narradores de las últimas décadas y un ensayista a la altura de los mayores. Las 1.000 páginas de Elevación, elegancia y entusiasmorecopiladas por Jordi Costa (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, 2009) son parte ya de la historia del ensayo español contemporáneo.
 En ese libro está, precisamente, lo que escribió en su blog:  sobre el Modiano guionista, sobre el Spielberg de Múnich (y Emmanuelle Negra), sobre el Günter Grass nazi adolescente, sobre House y su desternillante visita al hospital. Está en el libro, sí, pero a veces lo busco en Internet. Debajo del retrato cuelgan, escritas en 2006, sus “próximas aventuras”: El secreto de las fiestas (novela): Mondadori. Septiembre 2006. Lo que sé de los vampiros (novela): O como Napoleón dijo lo más certero sobre la Historia Universal, mientras huía de cientos de conejos. ¡Hecho real! En su librería en el 2007. La verdadera historia de la verdad (ensayo)...
CasavellaNadalAlgunas aventuras llegaron a buen puerto –las fiestas eran una novela que andaba reescribiendo, los vampirosganaron el Nadal el año de su muerte (él llamaba “la cubitera” al trofeo del premio); otras, no. Ahora echamos de menos aquello que nunca tuvimos. Nos quedan sus historias de jesuitas cegados por las Luces y sus historias de una Barcelona a la que se le había corrido el rímel –ciudad de celofán-; sus palabras en el documental que Albert Pla y Lulú Martorell hicieron sobre Pepe Sales; suslecturas de Stanislaw Lem y Saul Bellow, Aaron Sorkin y Dr. Feelgood, Pío Baroja y Dan Brown. "No puedo dejar de felicitar a las editoriales de todo el mundo que en su día rechazaron la publicación de esta infamia y ahora no se arrepienten. Es la demostración de un resto de dignidad, no sólo en el mundo editorial, sino en el sistema mercantil", escribió en su reseña paraBabelia de El código Da Vinci.
“La vela que ardía por los dos cabos era su único modo de estar en el mundo. Emocionarse con esa combustión era un fin en sí mismo. Lo único importante, qué fácil es decirlo, consistía en no resignarse. En la actualidad, se echa de menos ese talante. Se echa mucho de menos esa lucha infatigable contra el miedo a vivir”. Es Casavella hablando de Cassavetes. Imposible no leerlo,una y otra vez, como un autorretrato.


28.1.12

Miradas para un sábado.

(Fotografía de Andrea)(click)


Ivan Ayvazovsky, The Black Sea (1890’s)




Randall Exon, 2000


Alex Prager



Louis Faurer Twin Sisters, New York, 1948






(Ibai Acevedo)(click)

27.1.12

Foto



Sedúcere (2)




"Seducere es un antiguo verbo romano que quiere decir llevar a un lugar apartado. Atraer hacia sí fuera del mundo. Ser dux aparte. El reino de otro mundo. Seducir es lo contrario de desposar. En romano casarse se dice ducere, llevar. Ducere uxorem domun, llevar a la esposa a su casa. Por el contrario, se–ducere es separar a una mujer del domus, es llevarla a un lugar apartado, en la separación, en el secreto, en el secretus, primero “fuera de sí”, luego “lejos de los demás hombres”. (Vida secreta- Pascal Quignard)


No se puede vivir sin la palabra.
(Junto montañas de palabras y escucho detrás del muro: bah, es literatura.)
No se puede vivir sin amar.
(Perdido en una selva apasionada me llega un eco: no, fue solo sexo)
Pobre literatura, pobre sexo, pobre ingenuo.

También es difícil vivir en la palabra.

Ocurre que termina la fascinación y se disipa la credibilidad, con ella la verdad, después cae la capacidad de seducción –seducere- y ya no queda nada.
Nada.

Todo esto –cada día- es un viaje inútil.

Estaba ciego en la lucidez pero tú has hecho girar la locura.
Todo es visión, todo está libre de sentido.

(Antonio Gamoneda)

26.1.12

Un día después

Talita se corrió un poco en la cama y se apoyó contra Traveler. Sabía que estaba otra vez de su lado, que no se había ahogado, que él la estaba sosteniendo a flor de agua y que en el fondo era una lástima, una maravillosa lástima. Los dos lo sintieron en el mismo instante, y resbalaron el uno hacia el otro como para caer en ellos mismos, en la tierra común donde las palabras y las caricias y las bocas los envolvían como la circunferencia al círculo, esas metáforas tranquilizadoras, esa vieja tristeza satisfecha de volver a ser el de siempre, de continuar, de mantenerse a flote contra viento y marea, contra el llamado y la caída. 

(Rayuela. Capítulo 53 .-. Julio Cortázar)


SUNSET BOULEVARD (BILLY WILDER, 1950)

Un día después, aún emocionado, en estas tardes de enero que ya se alargan, buscando los minutos para poder juntar las palabras que se me agolpan detrás de la tapia del alma. 

Quiero escribir sobre un hombre que mira al mar. Escribo y borro, escribo y borro. Aún no soy ese. La música ha cesado, el tiempo pasa tan rápido y me encuentro con esta edad en la que apenas me reconozco pero es.

Emocionado dije, y agradecido, abrumado por tanto cariño. Es lo que tiene dejarse llevar por el sentimiento, disfrutar sin reservas de la sensibilidad de loo que uno es. 

Ahora lo sé, me hacía el duro para defenderme, reía para no entrar en el instante que no se recupera, en los adioses, en las despedidas tocándonos la punta de los dedos, lo presentido.

Yo qué sé, un día después, estoy feliz. Esto va así. Nadie se libra de los momentos malos, de las tragedias. Hoy me río, que dure. Os abrazo, a los que me felicitaron y a los que lo pensaron.

Es bella esta amistad sin rostro, ni manos, ni caricias. 




25.1.12

Muchos, mejor no pregunten.




...Es una sola hora larga como una vena,
y entre el ácido y la paciencia del tiempo arrugado
transcurrimos,
apartando las sílabas del miedo y la ternura,
interminablemente exterminados. 


Pablo Neruda.


Solo una: gracias. 






























Florette, 1943 
Jacques Henri Lartigue

24.1.12

Último tren.

Un perro después del amor.


Cuando me abandonaste
dejé que un perro acercase su olfato
a mi pecho, a mi vientre, y lleno así de ti
corrió sobre tu rastro.
Espero que desgarre
los huevos de tu amante y le arranque la verga
o vuelva al menos
trayéndome tus medias en los dientes.


(Yehuda Amichai)

Madrugo. En los últimos meses duermo poco, o menos. Debe ser la edad. Esta mañana, quizás nervioso por el viaje me he despertado aún antes. He estado leyendo en el salón. La casa vacía desde que Begoña se marchó antes de todo esto. Al de un rato me he asomado al balcón, por la derecha el sol salía detrás de santa Marina, por la izquierda, en el Abra, el cielo estaba rosado. Un amanecer delicioso. Mi casa da a la amplia plaza Elíptica. Los jardines relucen con los primeros rayos de este sol de invierno. Una suave brisa inclina las hojas de los sauces junto a la entrada por la Gran Vía. Por ese camino se llega a la estación.

La plaza está desierta. Sobrecoge el silencio, la ausencia de coches, de movimiento, de personas. Con ayuda de los prismáticos que acostumbro llevar a la ópera he visto mejor el cuerpo, inmóvil, junto a la fuente del centro. Parece un hombre de mediana edad. El disparo ha partido de alguno de los edificios altos cercanos al Gobierno Civil. Atravesar la plaza es el único camino para llegar a la estación. El tirador lo sabe.

Desde la alameda, la mujer, una anciana vestida de negro, camina a paso rápido, sorprendentemente rápido. Una nube se levanta a sus pies. La anciana se detiene. Mira al cielo y la bala le entra por la frente. Cae al suelo, muy cerca del hombre muerto. El tirador utiliza un silenciador.

Bajo al portal, me asomo con precaución, vuelvo a entrar, tiemblo. No hay nadie por la calle. La herida de la pierna aún me duele, no podré correr. El único tren de hoy sale a las once. Quizás sea el último. Debo decidirme. Subo hasta el piso. Doy vueltas por la casa. Compruebo que he apagado las luces, que he cerrado el paso del agua, que la pequeña maleta está preparada. Estoy asustado. Miro a la plaza. Son ya cuatro los cuerpos que yacen, desmadejados, cercanos. Begoña estará esperando mis noticias al otro lado, inquieta. Me decido. Bajo a la calle. Miro a uno y otro lado. Salgo. Corro a pesar del dolor en la pierna. Maldito hijo de puta, quién sea, maldita sea su puntería. Jadeo. Estoy llegando a los sauces…




23.1.12

Qué majo.

El arzobispo de Tarragona dice que los gais no son adecuados para la sociedad



El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, miembro del Opus Dei, ha arremetido esta mañana contra los homosexuales al afirmar que su "comportamiento no es adecuado ni para ellos ni para la sociedad".  “Yo quiero a todo el mundo, pero distingo muy bien entre lo que son las personas y sus comportamientos. Como personas, todos somos hijos de Dios, debemos respetarnos y todos merecemos la máxima consideración; pero hay comportamientos que no son buenos”, ha dicho el arzobispo en una entrevista en Els matins de TV-3.
Al ser preguntado de nuevo sobre su posición, Pujol Balcells ha añadido: "Cada uno tiene que pensar muy bien la responsabilidad que quiere tener frente a la sociedad. La Iglesia puede hablar, pero después no obligamos a nada porque no tenemos Mossos d'Esquadra ni prisiones. Más que nunca, ahora la Iglesia tiene que decir lo que está bien y mal, y nos lo tenemos que decir también los unos a los otros”, ha reiterado.
Sobre el matrimonio, Pujol Balcells ha afirmado: "A las mujeres de mi iglesia siempre les digo lo mismo: 'A quien tienes que cuidar más es a tu marido, él es el hijo más pequeño de la casa'. Ya sabéis por qué lo digo. Lo tienen que cuidar, no se pueden descuidar”.
En su discurso, el arzobispo de Tarragona no se ha olvidado del papel de la mujer en la sociedad. "Una mujer no puede oficiar [misa] porque cada uno tenemos nuestra función. Yo tampoco puedo hacer algunas funciones que hacen las mujeres. No puedo traer hijos al mundo". Sobre el aborto, ha dicho que “no puede ser que la vida sea tratada de esta manera”.
Pujol Balcells, de 67 años, es arzobispo de Tarragona desde 2004 y acaba de publicar sus memorias, Records i esperances, donde explica su periplo vital. Es el quinto de 11 hermanos y no pensaba dedicarse al sacerdocio, pero su opinión cambió tras conocer la doctrina del Opus Dei a los 17 años en Barcelona. “Fue entonces cuando pensé que Dios me estaba llamando. A los 18 años pedí la admisión en el Opus y tuve la suerte de poder marchar a Roma solo un año después”, ha explicado Balcells. Allí convivió durante 11 años con el fundador del Opus, José María Escrivá de Balaguer. “A mi Dios me llamó estando en la Universidad de Navarra”, ha reiterado el sacerdote.
No es la primera vez que Balcells opina sobre cuestiones polémicas: “Con mis impuestos también pago abortos y tengo que subvencionar a todas estas asociaciones de ateos”, confesó en una ocasión el sacerdote. También instó a desobedecer las leyes si se oponen a las "exigencias morales".

Consejo.


Uno, por edad, solo por eso, no se acostumbra al bah, ni siquiera al puff, tampoco al click, click, click de los blogs. Además de leer en esta la pantalla, lee libros, con algunos, con demasiados, bosteza y muchas veces reprime sus ganas de insultar al pánfilo que ha tenido la desfachatez de publicarlo de forma temeraria, a traición, sin derecho a revancha, a venganza. 28 € tirados la basura, no se pueden devolver los libros no leídos.

Uno, por tendencia, sabe distinguir lo bueno de lo malo, al menos lo que entiende por bueno o malo según su criterio de lector. Bueno, pues ese uno soy yo y quiero encontrar un libro que me deje atónito.

Quiero leer algo muy bueno

Amplio ese concepto de “bueno”  a lleno de luces, inteligente, culto, sagaz, irónico, que esté construido de forma amena, fluida, fácil (con lo difícil que es).

Pues eso, que quiero encontrar un escritor/a muy bueno/a.

Lo dicho, quiero leer algo que me deleite, impresione, encante, a alguien a quién pueda aplaudir con todas mis manos. 

¿Me puedes aconsejar?







22.1.12

Vacaciones de agosto.

Las estrellas escriben un incendio en el aire.
(
Nonno, Dyonisiaca II)


Llego, me traen, a este lugar extraño, por carreteras tortuosas bordeadas de adelfas y camiones volcados en las cunetas.

Papá, pararemos en esa gasolinera. – me habían comunicado, deferentes.

Las paredes de la cafetería, al lado de la estación de servicio, están repletas de carteles de corridas de toros, fotografías de adolescentes desaparecidas, anuncios de curanderos o de vendedores de arena y clavos.

Miro mis manos sobre esta mesa que ocupo desde hace tres horas y cuatro cafés con leche. Los posos al fondo de la taza no me revelan ningún futuro extraordinario. El camarero, con cara de aburrimiento, evita mirarme y pasa un paño húmedo sobre el mostrador, una y otra vez, de forma mecánica. Al salir del servicio mi familia había desaparecido, así, como por arte de magia, ni rastro.

¿Cuándo llegamos? – había preguntado, impaciente, mi nieto mayor.
¡Calla! – le respondieron, como si no fuésemos a ninguna parte. Yo al menos.

Dos años y tres meses sin Lucia. Ay, cuanto añoro su presencia. Al menos no ve este ridículo, esta villanía. A mí también, carajo. Qué viejo idiota soy, ni me había enterado. Había leído en la prensa casos de ancianos abandonados en verano, pero nunca imaginé que pudiera pasarme también a mí. Además no soy un anciano.

La gente entra y sale del bar sin reparar en mi presencia. Sólo una niña, con un helado en la mano, dice al pasar a mi lado – Mamá, ese señor está llorando.- Pero no, es sólo la vista cansada de imaginar los pasos siguientes: el teléfono, la Guardia Civil, sí, íbamos de viaje de vacaciones, no sé donde están ahora, sí, con mi hija, su marido y mis dos nietos, todas las explicaciones inexplicables, como razonar este abandono si hasta ahora, si nunca antes.

La radio emite música que no entiendo, habla de temas que no me pertenecen. Esta es una embarazosa situación que no sé cómo solucionar. De momento me iré a un hotel. En ese instante asoma por la puerta la cabeza de mi yerno, balbucea – Perdone, Juan, pero me había citado con un cliente, aprovechando el viaje. No llegaba a la cita y partimos. Su hija está muy enfadada conmigo ¿Hemos tardado mucho? , ¿Nos vamos? - Y recompongo mi orgullo herido, le suelto un tremendo bofetón que lanza por los aires sus estúpidas gafas de sol, salgo del bar con la cabeza alta, acaricio la cabeza de mi hija al entrar en el coche, me acomodo entre mis nietos que me besan, mimosos.
El viaje continúa, en silencio, con tres adultos enfadados y dos niños asustados.

Cierro los ojos y me refugio en el recuerdo de Lucía. Un viudo llorando por dentro, a chorros. Un anciano que empieza a tomar conciencia de que lo es. Un hombre mayor, con su familia, viajando por carreteras tortuosas bordeadas de adelfas y camiones quemados en las cunetas.



21.1.12

La mirada del sábado





 László Moholy-Nagy. Eton, sportpalyak, 1937


photo by W. Eugene Smith, 1955


photo by René Burri, 1961


photo by Todd Webb, 1950


Duo VII photo by Herb Ritts, 1990


photo by Margaret Bourke-White, 1945






20.1.12

Otro derroche.

La vida, a la hora de destrozarnos, tiene la terca paciencia de la marea. 
— Fragmento de 
Lejos de Veracruz, Enrique Vila-Matas




Demasiadas palabras, elogio de la brevedad, tantos días para decir qué, con la honradez de no repetir, vano intento, nubes retorcidas en un calabozo, palabrería estéril en un desierto de miradas, toreros brindando al sol del eclipse, alhelíes, Irina en la Sexta Avenida, la conciencia es una anilla en la nariz, la marca que le hizo con el bisturí, soy tuya, ahí empieza el conflicto, con la alienista, y el hermeneuta,  un torbellino de rapsodas, el poeta como un grillo, soliloquio, Pollock sentado al borde de un precipicio salpicando el vacío, los versos se evaporan entre las rocas, los desocupados miran y remiran el qué, el cómo, los muslos tatuados de la bailarina, tatuajes de dragones y flores, cuentagotas de  inspiración plantada como lechugas para una ensalada con aceite, vinagre y romero, buscar el poema allí donde no está, en lo que no, donde las puertas están cerradas, el cielo a jirones, la mirada sin ira, el deseo…ay, el deseo vigente como piedras formando un camino que sin remedio conduce a Ella, demasiadas palabras.

Ella está a otra cosa.

Mariposa.




19.1.12

EE UU bloquea Megaupload



EE UU bloquea Megaupload por ‘piratería’


DAVID ALANDETE 19 ENE 2012 - 21:26 CET82

El FBI, la policía judicial de Estados Unidos, ha cerrado hoy la página de transferencia de archivos Megaupload y ha presentado cargos contra sus administradores por actos de piratería en la Red. Megaupload es uno de los mayores portales de alojamiento y descarga de archivos del mundo. El Gobierno norteamericano alega en su demanda que esa página web ocasionó al sector del entretenimiento 500 millones de dólares (386 millones de euros) en pérdidas, sobre todo en películas difundidas de forma ilegal.

La demanda del Gobierno se ha hecho pública hoy, a través de las oficinas del FBI en Virginia y un día después de que numerosas páginas web de EE UU protestaran por dos proyectos de ley (las llamadas SOPA y PIPA) que le permitirían al Gobierno cerrar páginas alojadas en EE UU que faciliten las descargas de contenido protegido por derechos de autor. Aunque el miércoles Megaupload protestó en su página principal contra esas dos propuestas legislativas, esa operación del FBI no está relacionada con ellas o con la campaña de protesta.

En total, el FBI ha presentado cargos contra siete personas. Cuatro de ellas se hallan ya bajo arresto. Se trata, entre otros, del fundador de la empresa, Kim Dotcom (alias Kim Schmitz, Kim Tim Jim Vestor y Mathias Ortmann); el jefe de ventas y marketing, Fin Batato y el director de desarrollo, Sven Echternach han sido detenidos en Nueva Zelanda, en una operación ejecutada en colaboración con las autoridades policiales de aquel país. La operación se ha realizado a escala internacional.


Con Hofmannsthal, ya ves.


Aquí, des/escamando los peces abisales de la des/memoria, el tedio, las hojas del destino que caen desde un otoño implacable, la zarpa de la nostalgia des/garrando las venas del cuello de la ingenua gacela del ayer.

Aquí, por voluntad propia, con ángeles rubicundos cabalgando por cielos veloces  sobre grandes pájaros de pecho encarnado, aún no saben volar o hay controles de divinidad ocultos entre las nubes de humo y sorpresas de diablos venidos a menos.

Aquí, por designio de los números primos, con aleteos en la palma de la mano, sin ira, con calles de colores LSD, con puertas de caoba que se abren a grandes pasillos con puertas de boj, abres una y da a otro pasillo con puertas de madera de pino, hay obstáculos en el alma y la salida está oculta detrás de los extintores extrovertidos, hablan entre sí y no apagarán jamás nuestros fuegos interiores.

Aquí, por imposición de las miradas, con personajes sin rostro bailando alrededor del reloj de la plaza de Praga, calaveras y mariachis, turistas que siguen a guías sensibles, llorando en cada iglesia, aquí bautizaron a Kafka, esta es la esquina de su circuncisión, aquí trabajaba su contabilidad B, en este prostíbulo holgaba, en estas baldosas orinaba, solo escribía en horas de trabajo,  lo cuento ahora sin citar mis fuentes.

Aquí, subiendo una escalera de abajo arriba, en los rellanos carabineros con bigote revisan los equipajes de los amantes, hay temblores a la altura del primer piso y nadie sabe qué dioses habitan en el ático, detrás de las puertas cuchicheos, olores de guisos con marihuana, se apaga la luz y los vecinos no saben si suben o si bajan. ¿He dicho nadie?

Aquí, soportando a Hofmannsthal que no podía confiar en el lenguaje para expresar la verdad, incluso a Mauthner que escribió tres gruesos tomos para intentar explicar que la lengua es incapaz de transmitir el contenido del pensamiento, a Mach que diseccionó no solo el lenguaje sino también la experiencia y la personalidad. Viena era un festín de cultura, sin embargo no me sacié en Alsacia.

Aquí, llegados a este punto, abandono la ficción del yo inmutable, una metáfora filosófica del vacío,  me pueblo en preguntas, la cabeza se llena de agujeros por donde se derraman las ideas fatigadas, los fantasmas de quién amé, en su recuerdo habito, en el poema de sus cuerpos invisibles con la I desaparecida y cayendo al aire, somos el aire, nada.

Lo siento, mañana sigo, se ha desconectado la dinamo del argumento. He avisado a los mecánicos de urgencias del alma pero están   curando un rostro en llamas, las postreras estrellas del invierno, sorteando el rencor de aquellos que no entienden que no hay nada que hacer excepto ser.

O así.



Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger