Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


31.1.13

Como Twombly













 

Cy Twombly

 

Nueve discursos sobre Cómodo
A mediados de la década de 1950, cuando trabajaba como criptógrafo del ejército estadounidense, Cy Twombly desarrolló su estilo característico de rayas, garabatos y líneas frenéticas de tipo grafiti que hacen referencia al estilo pictórico dominante del momento, el Expresionismo Abstracto, a la vez que lo subvierten. Tras trasladarse definitivamente a Roma en 1957, la libertad gestual del Expresionismo Abstracto se ve compensada y limitada por el peso de la historia. A finales de los años cincuenta y principios de los sesenta, Twombly realizó una serie de obras que muestran su profunda fascinación por la historia de Italia, y por la mitología y literatura clásicas.
Entre 1962 y 1963, las pinturas de Twombly y sus referentes históricos adquirieron un tono mucho más sombrío y angustiado, ya que Twombly tomó como punto de partida una serie de asesinatos históricos, un giro que quizá reflejaba el ánimo pesimista de principios de la década de 1960, cuando se vivió la crisis de los misiles en Cuba y el asesinato del Presidente John F. Kennedy. Creado en el invierno de 1963, el ciclo de pinturas Nueve discursos sobre Cómodosirve de resumen de esta etapa angustiosa y excepcional de su carrera artística. El ciclo se basa en la crueldad, locura y asesinato final del emperador romano Aurelio Cómodo (161–192 d.C.). El conflicto, la oposición y la tensión dominan la composición de las pinturas. Dos espirales de materia constituyen el núcleo central de cada pieza, que varía en estado de ánimo, desde las estructuras serenas y similares a las nubes hasta las heridas sangrantes que culminan en una exaltada apoteosis en el panel final. A pesar de la intrínseca estética de caos e inestabilidad de las pinturas, una estructura muy controlada domina su composición. El fondo gris actúa como espacio negativo que compensa los remolinos sangrientos de la pintura y las costras de impasto coagulado. Sobre este telón de fondo neutro, la línea que recorre la mitad de las pinturas sirve de marca orientativa para subdividir la composición. Muchas de las pinturas de la serie Cómodo también presentan secuencias numéricas que suelen articular las cuadrículas, gráficos y ejes geométricos que forman el esqueleto de las pinturas.

Esta serie fue expuesta por primera vez en la Galería Leo Castelli de Nueva York en marzo de 1964 y apareció ante un público americano que aún era esclavo del Pop Art y el Minimalismo. En este contexto, las pinturas esotéricas y desordenadas de la serie Cómodo de Twombly parecían estar completamente fuera de lugar y anticuadas. Eran objeto de críticas feroces que aludían principalmente a la ausencia de Twombly de la escena artística neoyorquina, insinuando su abandono de Estados Unidos y transmitiendo el mensaje subliminal, claramente chovinista, de que estas pinturas habían sido importadas de "la vieja Europa". Dado que dependen intrínsecamente de la narrativa y la secuencia, tampoco ayudó el hecho de que fueran instaladas en un orden confuso en la Galería Castelli, dejando su trayectoria completa indescifrable.

Tras esta ignominia, todos los Cómodo (no se vendió ninguno) se devolvieron a Italia, al exilio. La controversia sobre las pinturas y sus secuelas tuvieron consecuencias transcendentales tanto en la pintura como en la carrera de Twombly: disminuyó su producción durante los dos años siguientes y, tal vez, actuaran como catalizadores para el consiguiente cambio de rumbo que comenzó con la serie de Pinturas "grises". No fue hasta los veranos de los años 1977 y 1978, mientras se preparaba su retrospectiva en el Whitney Museum of American Art, cuando Twombly creó otro conjunto histórico: Cincuenta días en Iliam(Fifty Days at Iliam). Cuando se abrió la retrospectiva en el Whitney en 1979, era solo la segunda vez que se exponían las pinturas de Cómodo.

Ha hecho falta que pasaran muchos años para que quede patente el verdadero impacto de los Cómodo. Hoy en día, distanciada de las rivalidades y debates de la década de 1960, la solidez del arte pictórico de Twombly ya no está oscurecida por aquellas polémicas. Los Cómodo—vistos anteriormente como periféricos y aberrantes por sus coetáneos— parecen ocupar ahora una singular posición central en la historia de la pintura de posguerra.

Fuente: Nicholas Cullinan, "Cy Twombly", en Colección del Museo Guggenheim Bilbao, Guggenheim Bilbao Museoa, TF Editores, Bilbao/Madrid, 2009.





Como Twombly, no sin pesadumbre imagino el silencio y la soledad, me alzo en rebelión, con los dedos cortados mancho de sangre las paredes del templo de la indulgencia, devuelvo el trigo y el vino, voy y vengo, voy.

 

Hasta aquí.

 

Cese la poesía y la mentira de los artistas subvencionados a quince céntimos la letra, a tanto la rima, a cuanto la inspiración en la voz, el seco golpe del martillo, el quejido, el rasguear de una guitarra, los garabatos a real, los lamidos se recompensan con una firma.

Cese el oficio de una mano extendida y un poema retorcido en la otra, nómadas de la conjetura, ventajistas jugadores del verbo, amantes de Dante aborrecidos por políticos ansiolíticos con rostro de pez que lo mismo te ponen el laurel que te birlan la cartera, innoble oficio de ofidios voluntarios.


Con un gorro de piel de orgullo indago entre las muñecas descabezadas sobre los escombros, ruinas en la periferia, aldeas arrasadas bajo las aguas de presas rotas, un campamento de supersticiosos, un crepúsculo pintado entre los árboles, Twombly interpretando a Cómodo desde tan lejos que no hay gladiadores ni espadas que hieran la blanca piel del luchador.

La vanidad me impide pasar de largo, me paro aquí, hoy, ahora, te miro ¿qué?



30.1.13

Como Baselitz


Georg Baselitz


Biografía:

    Artista alemán, cuyo expresionismo figurativo contribuyó al renacimiento del arte representacional a finales del siglo XX. Baselitz, cuyo verdadero nombre es Georg Kern, nació en Deutschbaselitz, Sajonia, el 23 de enero de 1938. Adoptó el nombre de Baselitz en 1956, cuando se trasladó a lo que entonces era Berlín occidental, después de su expulsión de la Kunstakademie de Berlín oriental. Entre 1957 y 1964 asistió a la Academia de Arte de Berlín occidental, donde estudió con Hann Trier. Su primera exposición se realizó en 1961 en esa ciudad, junto con la obra del pintor Eugen Schönebeck, con el que publicó los manifiestos Pandämonium en 1961 y 1962. Tras alcanzar una considerable fama, recibió numerosos premios y fue catedrático de pintura en las universidades de Karlsruhe y Berlín. Sus primeras obras, con una fuerte influencia del Art Brut, se caracterizaban por la profusión de imágenes sexuales explícitas. En la década de 1960 pintó varias series de figuras monumentales a las que llamó Héroes, Rebeldes o Pastores. Al final de este periodo comenzó a realizar composiciones invertidas con el fin de acentuar sus cualidades formales en oposición a lo figurativo. Continuó realizando figuras invertidas en las décadas siguientes, como puede apreciarse en Nariz roja (1987, Städtisches Kunstmuseum, Bonn), un desnudo femenino pintado con un estilo expresivo característico. También fue célebre por algunos grabados de gran calidad y por sus ambiciosas esculturas en madera. Baselitz fue uno de los artistas alemanes más importantes de su época y tuvo una influencia crucial en la nueva generación de artistas figurativos que surgieron en Alemania y otros países occidentales en los últimos años de la década de 1970 y durante la de 1980.  © M.E. (http://www.epdlp.com/pintor.php?id=2669)

Como Georg Baselitz voy a dejar cabeza abajo las contradicciones, colgaré mis palabras en un lugar impenetrable. Es decir contaré todo de tal forma que quién lea deba apoyar sus manos en el suelo y efectuar un escorzo gimnástico de pino puente para leer, ver, traducir, entender que ese hombre representado por sus palabras pintadas de proscrita belleza, al revés, sigue siendo un hombre por mucho que cueste entender por qué demonios no escribe como todos (los otros).
Precisamente por eso.
La provocación de un posible estímulo está en ese “eso”.
Al cabo de varias lecturas en esa incómoda, acrobática postura quizás alguien se de cuenta que lo que está al revés es el resto, lo otro, lo normal, es cuestión de tiempo.
Lo malo es que tiempo es lo que no nos sobra.
Dinero tampoco.
Voy a dar un giro a lo que es y nadie entiende para que no entendiendo se entienda, no sé sí…vale, esto es:
˙ínbɐ áʇsǝ ouɹǝıʌuı lǝ ʎ ǝɹqɯǝıɔıp sǝ oƃɹɐqɯǝ uıs ʎ ǝʇsıxǝ ou odɯǝıʇ lǝ
˙ɐɹıɯ ǝnb ǝsǝ soɯos ou 'ǝʇuǝıɯ sou oɾǝdsǝ lǝ 'ǝɔɐɥ sou ɐɹqɐlɐd ɐl

˙oʇuǝɯoɯ lǝnbɐ ǝp pɐpısuǝʇɐl oǝl (ǝɯ) ʎoɥ ˙ɐʌ ɐl ǝp opıʇuǝs lǝ óıdɯoɹ (ǝɯ) ǝs opuɐnɔ 'sǝsǝɯ ǝɔɐɥ íqıɹɔsǝ (ǝɯ) ǝnb ɐʇɹɐɔ ɐun oǝl ʎoɥ
˙ɐqɐɯɐ ǝnb ɐl ǝp opío lɐ éɹɹnsns sɐɹqɐlɐd énb opɹǝnɔǝɹ ou

˙ɹɐlqɯǝʇ ɐƃɐɥ sou ǝnb ɹǝs ǝpǝnd ˙sopǝıɯ sol 'souıɯɐɔ soɾǝıʌ sol uoɔ 'soʌǝnu sɐɯoɹɐ uoɔ 'ǝʇuǝɹǝɟıp 'oɹʇo ɐpɐʌuı sou ǝnb ɹǝs ǝpǝnd ˙soɯǝɹıdsns 'soɯǝɹɐ 'soɯǝpɹoɔǝɹ ǝnb 'oʇuǝıɯıʇuǝs oɯɯ lǝ ɐpɐʌuı sou séndsǝp sǝsǝɯ olɹǝǝl lɐ ʎ lǝʇuɐɯ lǝ oɾɐq soɯǝpɹɐnƃ ol 'ɐɯǝod un soɯɐɹɔsǝ ǝnb ɹǝs ǝpǝnd

˙ɐɔoq ɐɹʇsǝnu ǝp ɹılɐs ǝp ǝʇuǝınƃıs opunƃǝs lɐ ɐnƃɐ lǝ oɾɐq ɐpɹǝıd ǝs ʎ soíɹɹɐpuɐ sol sɐɹpǝıd sɐl ǝɹʇuǝ uǝǝʇoɔıd ɐl ǝnbunɐ 'oʇuǝıʌ lǝ ǝʌǝll ɐl ǝs ʎ ɐpıpuǝʇ ǝpǝnb zoʌ ɐl ǝnbunɐ 'ɐpɐu o 'ɥzzz uǝɥɔnɔsǝ ʎ oınbılǝp soɯɐƃıp ǝnbunɐ

˙soɯos 'ɹɐlqɐɥ lɐ
˙ǝɔɐɥ sou ɐɹqɐlɐd ɐl
(de aquí. Click)

Como Georg Baselitz, quizás se haya perdido la música entre sílabas atormentadas, nos sangren los tímpanos y los dedos busquen túneles insalubres como topos reacios, imprudentes, aprendices en la raya del delito, en la belleza de la luz entrando en el bosque de proscritos donde se han reunido los rebaños y algún pastor sin perro, aprendiendo que  del sufrimiento nace la resignación,  que bajo la lápida no hay espacio para las caricias, que la imaginación puede disfrazar a los infames y hacer palidecer a los cínicos, llevamos dos generaciones perdidas y esto no tiene pinta de arreglarse, un pozo de errores, una vivienda de cimientos agónicos, de ingenieros mudos, una turbulencia sin fin, no es un deshonor entrar de puntillas a los océanos hasta que la marea nos lleve y Cristo resucite al tercer día. Amén



29.1.13

Un monólogo quizás.



...Hablarían de los sospechosos todo el tiempo. De los posibles sospechosos. Tratarían de establecer un perfil del asesino investigando con todo detalle, como lo aconsejaría cualquier experto en homicidios seriales, los rasgos característicos de su manera de firmar. Una rúbrica macabra. Su refrendo. El primer nombre en esa lista letal sería el de escritora. No sólo había sido ella La informante inicial sino que, además, su oficio, ese extraño oficio, les provocaba preguntas constantes. ¿Qué hacía en realidad además de pasar horas enteras frente a la pantalla y sostener charlas banales con alumnas, casi adolescentes? ¿Era leer verdaderamente un oficio? ¿cómo regresaba a la realidad después de hundirse, por horas, en mundos que no existían más que en la imaginación provocada por la letras impresas en una página? ¿No sería alguien así, alguien que había leído, además a Pizarnik, y que lloraba ante el recuerdo de alguno de sus poemas, tal como lo había constatado la Detective en más de una ocasión, la culpable? ¿No tenía ella, como lo decía el experto en asesinos seriales, esa malsana curiosidad de "mirar por dentro"? ¿Sería suficiente esa curiosidad como para abrir la herida? ¿Y no era eso, a fin de cuentas, escribir?....
 
... ¿Y había, se preguntaría con mayor frecuencia la Detective, algo a lo que se podría llamar en estricto sentido la Vida Real?...
 
Rivera Garza, C. La muerte me da, Ed. Tusquets, Barcelona, 2007, págs.241-242.


Del fecundo diálogo entre nuestros cuerpos encendidos pasé al monólogo que tendía hacia un silencio monótono, pobre, sin contrastes, olvidado entre sus amantes, yo era el octavo, ni siquiera el último, el amor había caído en desgracia y ya el sexo no alumbraba al fauno al borde del precipicio,  al centauro con una hermosa mujer en la grupa, asaeteada por su celoso esposo herrero, cuentos, mitología, prófugo de mí mismo, sin absolución, lumbre en su mirada de odio femenino, en la mía, en la frontera entre conservar lo bello de aquello que fue o patear con saña los altares, los gladiolos y el arpa, ciego de deseo, enjaulado en el recuerdo de su cuerpo delgado, cáliz de ofertorio en el que vierto las preguntas y la lluvia gris, los pretextos, las tempestades de lágrimas en la cama hueca, sin gemidos, el octavo, vaya, ya no el cazador de instantes eternos que terminaban a las nueve, vuelta al metro, regreso a casa por caminos oscuros y otro esperando en el ventanal, remolino de curiosidad, ¿también esperaría en el lecho?, un péndulo de quizás, una piedra más al muro de desconfianzas levantado con pereza, ¿y qué?, un amuleto que aleje el magnético impulso de preguntar, los ojos del alma viendo más que la mirada atónita al derrumbe de toda dignidad, no te vayas, ruegos, vencido, un hombre roto (no se pierdan entre tanta palabrería, aquí lo que ocurre es que ella le ha dejado por otro amante más joven y él está que no sabe por dónde le da el aire) que afila el cuchillo de la tragedia junto a la laguna del qué más da, médano de esperanza en mitad de la playa de arenas negras, a punto del equívoco, cortarme las venas o cortar el lazo de los espectros, iros, a mi edad, un gallo, de vuelta de mil batallas, un cíclope, un guerrero con un casco emplumado, con un secreto, con la frágil determinación de nunca más, un canto fúnebre, un aliento en la contradicción, una certeza, aún la amo, no puedo callarlo, mis amigos se alejan de mí como de un leproso, enfermo de belleza, ¿qué digo? ni siquiera es bella está mujer a la que un día igualé a una diosa, imprudente, perjuro, idólatra, una visión desde una imagen que no fue, que no era, equivocado, incapaz en mi ceguera, navegante en una frágil barquilla por un océano insaciable, gatos en los intestinos, un tambor tocando fúnebre, un severo portero con el dedo índice señalando la salida, lo único cuerdo, irme, al bosque o a la colina, lejos (lo que les decía, nunca le han dicho no y está desorientado, sigan, sigan leyendo), a una catedral con salmos enroscados en los capiteles floridos, adornos de ángeles soplando pífanos, tocando címbalos, animales mordiendo frutas, proscrito en un lugar impenetrable, calles iluminadas…
¡A comer!
Voy, un momento, dos líneas más y voy.
…la sombra del delito, de todos los delitos de una generación de hombres viejos, el estigma, la severidad, lo irracional, la agonía de la razón, el Apocalipsis…   
¡A comer!, deja ya de escribir, empezamos sin ti.
Voy (luego sigo).



28.1.13

Mundo del aire.



Este mundo del aire es curioso, lleno de vanidad, ansiedad, una mezcla de mentiras y verdades, egoísmo, excitación, dependencia, generosidad, inteligencia, competencia, altruismo, inseguridad, silencios, grandes voces, fobias, arte, manías, rutina, amor, sí, amor, es decir la vida.

 

Recuerdo que en un tiempo acostumbraba a entrar al blog de alguien que escribía bien. Sus textos tenían muchos comentarios de lectoras impresionadas por sus metáforas atrevidas, temas románticos, habilidad para recrear situaciones amorosas de fácil identificación. Él contestaba a esos comentarios de manera ágil, divertida, incisiva. Era una buena página.

 

Un día escribió sobre una grave enfermedad que casi acaba con su vida. Yo había sufrido la misma enfermedad unos meses antes y esa coincidencia nos dio pie para iniciar una correspondencia que duró varias semanas en la que nos contamos nuestras cuitas hospitalarias, en la que supimos que nuestras ideas políticas eran contrapuestas, nuestras ilusiones y sueños muy parecidos y que estábamos muy aliviados por haber superado aquella crisis de salud.

 

Siguió con su buen hacer literario, textos interesantes y  abundantes y cariñosos comentarios con firmas femeninas.

 

Un día cambió la cabecera de la página y en una esquina colocó su fotografía. La verdad es que no me lo imaginaba así, era un tipo más bien poco atractivo, no sé si feo, vulgar, con una barba descuidada, gafas, una sosa sonrisa.

 

Desde ese día los comentarios disminuyeron.

 

Seguía publicando, escribiendo bien, con imaginación, incluyendo hermosas fotografías y su cara seguía ahí, arriba a la derecha, mirando a quién entraba en el blog.

 

Al de pocos días no tuvo ningún comentario.

 

Al de dos semanas lo cerró.

 

Nunca más nos escribimos, no he vuelto a saber de él.



 

Llevo mucho tiempo en esta rincón, el 8 de febrero 6 años, cada día. No recuerdo haber dicho nunca mi edad, dejar mis fotografías, hablar sobre mi familia, tocar mi realidad sin el tamiz de la ficción. El viernes pasado, mi cumpleaños, en una especia de salida del armario de mi propio tabú lo hice, dije que cumplía 64 años y desde NY en diciembre miré al cielo, ese soy.

 

Aviso que pienso seguir escribiendo, que en absoluto cerraré este blog tenga una visita o mil, aunque no me comente nadie y solo reciba el spam de viagra, alargamiento del pene y similares.

 

Tengo bastante mal carácter, si me entero que alguno falta iré a buscarle.

 

A veces soy una persona divertida,  si alguno de vosotros viene a Bilbao de visita le invitaré a un vino en el Casco Viejo.

Puede que a dos si me cae bien.

 

Gracias por seguir ahí.

Un beso. 

 

   


27.1.13

Radio encubierta

Mi hijo Diego me pregunta –¿has visto Radio encubierta?

No, le digo avergonzado (un rockero como yo, por favor).

Intento buscarla, bajármela de internet, nada, no la encuentro.

Al de unos días, mi hijo Diego me vuelve a preguntar –qué ¿ya has visto Radio encubierta?

No, vuelvo a decirle ya al borde de perder todos mis galones de  ser el padre que más sabe de música (de los 60).

Y hoy Diego me la ha traído, como un tesoro, un DVD original que no sé cómo ha conseguido.

Toma –dice –disfrútala.

La acabo de ver. Quizás no sea la mejor película de los últimos años, pero tiene una música que no te puedes perder.


Yo que tú la buscaría here, there or everywhere.


Trailer:  https://www.youtube.com/watch?v=rCCmuKYvhfQ



Radio encubierta: buena música y risas


Radio encubierta (the boat that rocked), es una comedia británica del año 2009 dirigida por Richard Curtis (el conocido director de grandes éxitos como: Cuatro bodas y un funeral, El diario de Bridget Jones, Notting Hill y Love actually). La película cuenta con un estupendo plantel de actores; los más conocidos, Philip Seymour Hoffman y Kenneth Branagh. A destacar también, por una parte, el elegante y alocado Bill Knight (Love actually, piratas del caribe), y por otra, los actores de la divertidísima miniserie "The It crowd" (Chris O’Dowd y Katherine Parkinson).




La película narra la disparatada aventura de un barco fondeado en el Mar del Norte, que se dedicaba a emitir música pop de forma irregular en el año 1966. Las canciones emitidas y los comentarios de los presentadores eran muy apreciados por un público ávido de música moderna, aburrido de la BBC, pero temidos por el gobierno conservador del Reino Unido. Este último tratará por todos los medios de cerrar la peculiar emisora.




Se basa en hechos reales, ya que en los 60 diversas emisoras montadas en barcos comenzaron a emitir de forma alegal música pop. En 1967, 21 estaciones emitían este tipo de música para una audiencia de 10 o 15 millones. Esta competencia condujo a la reestructuración de la BBC, y al cierre de las emisoras piratas por parte del Gobierno. A pesar de ello, algunas continuaron activas, desde tierra. En los 80, alcanzaron otro pico de popularidad. Hoy en día, todavía hay algunas activas, aunque se enfrentan a duras sanciones. La película se inspira sobre todo en Radio Carolina, que emitía desde el ferry Fredericia. Esta emisora sigue activa hoy en día.



La película resultó un fracaso comercial y no recibió en general buenas críticas. A pesar de ello, resulta bastante divertida, y gustará especialmente a los aficionados a la música pop clásica, con grupos como The Kinks, los Rolling Stones, the Turtles, Jimi Hendrix, Duffy, Box Tops, The Beach Boys, Dusty Springfield y The Who. En todo caso, merece la pena verla para conocer la curiosa historia de las emisoras piratas.




RADIO ENCUBIERTA: UNA BANDA SONORA DESCOMUNAL.

Dirección y guión: Richard Curtis.
País: Reino Unido.
Año: 2009.
Duración: 129 min.
Género: Comedia dramática.
Intérpretes: Philip Seymour Hoffman (El Conde), Bill Nighy (Quentin), Rhys Ifans (Gavin), Nick Frost (Dave), Kenneth Branagh (ministro Dormandy), Tom Sturridge (Carl), Jack Davenport (Twatt), Ralph Brown (Bob), Chris O'Dowd (Simon), Rhys Darby (Angus), Will Adamsdale (News John), Katherine Parkinson (Felicity), January Jones (Elenore), Talulah Riley (Marianne), Gemma Arterton (Desiree).
Producción: Tim Bevan, Eric Fellner y Hilary Bevan Jones.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Danny Cohen.
Montaje: Emma Hickox.
Diseño de producción: Mark Tildesley.
Vestuario: Joanna Johnston.


SINOPSIS

Inspirada en la revolución de la radio pirata que tuvo lugar en la Inglaterra de los años 60, la cinta nos sube a bordo de un barco pesquero anclado en medio del Mar del Norte...


...Donde tiene su base una emisora ilegal que contagia el boom de la música rock y pop entre millones de oyentes.


Alrededor de este escenario se desarrollan una serie de peripecias, conflictos y romances que están protagonizados por el propietario de Radio Rock, por sus distintos locutores y disc-jockeys y por un ministro británico.


Todo ello bajo la atenta mirada de Carl (Tom Sturridge) al que su madre lo ha enviado al barco para que lo enderecen...


LA MÚSICA

Aunque esta película pasó desapercibida en las salas españolas -El trailer no le hacía justicia- a nosotros nos enganchó desde el primer fotograma porque la auténticaa protagonista es la música. El doble CD es de esos que no deben faltar en vuestra colección. En él se hace un repaso a la historia musical de los 60 y nos podemos encontrar canciones como estas, algunas verdaderas obras maestras:

WOULDN'T IT BE NICE - BEACH BOYS


DANCING IN THE STREET - MARTHA & THE VANDELLAS

ALL DAY AND ALL OF THE NIGHT - THE KINKS


MY GENERATION - THE WHO


A GIRL LIKE YOU - THE TROGGS

I'M ALIVE - THE HOLLIES


SILENCE IS GOLDEN - THE TREMELOES

FRIDAY ON MY MIND - THE EASYBEATS


Vamos a hacer un pequeño inciso, porque 16 canciones seguidas, por muy buenas que sean, son demasiadas canciones... Recuerdo que cuando visionaba la película pensaba en el CD. Si incluiría TODOS los cortes que escuchamos a lo largo de las mas de dos horas de metraje...

...Y hoy, después de echar un vistazo al track-list, creo que han hecho un excelente trabajo de selección. En esta entrada no los hemos incluido todos, aunque nos hubiese gustado. Porque estos temas bien podrían haber rellenado algunos de nuestros posts de los miércoles.



I FEEL FREE - CREAM

THE WIND CRIES MARY - JIMI HENDRIX


WHITER SHADE OF PALE - PROCOL HARUM

THESE ARMS OF MINE - OTIS REDDING


THE HAPPENING - THE SUPREMES


FATHER AND SON - CAT STEVENS


NIGHTS IN WHITE SATEN - MOODY BLUES


THIS OLD HEART OF MINE - THE ISLEYS BROTHERS




LOS ACTORES

Cuando ves a una panda de británicos en una película, es muy difícil que las interpretaciones puedan ser malas. Incluso Philip Seymour Hoffman se mimetiza entre ellos y parece otro actor actor británico mas.


Radio encubierta es una película coral con unos actores mas que solventes a los que se les nota lo mucho que se han divertido rodando esta historia. En especial Bill Nighy.


Quizas la parte que no transcurre dentro del barco y que protagonizaKenneth Branagh quede mas desangelada.


LA CRÍTICA

Richard Curtis es el responsable de grandes éxitos del cine británico. Fue guionista de Cuatro bodas y un funeral (1994) y Notting Hill(1999). También dirigió Love actually (2003), un Altman paradummies con el que aprobó con nota si lo comparamos con la recienteHistorias de San Valentín de Gerry Marshall (2010). Sobre RADIO ENCUBIERTA... Puede que detrás de la música y una historia demasiado larga, no encontremos demasiado para profundizar, pero ojalá se realizasen entretenimientos como este mas a menudo. Que puede que resulte superficial, pero en ningún momento insulta la inteligencia del espectador. Todo un lujo en estos tiempos que corren.


Para finalizar, lo hacemos con este vídeo de la inmensa DUSTY SPRINGFIELD, con YOU DON'T HAVE TO SAY YOU LOVE ME una hermosa balada también incluida en el film:



EL DVD está editado en nuestro país por UNIVERSAL y se puede comprar por unos 10 Euros.



Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger