7.8.17

Peregrinos y viento.

Lo de hoy. Hay viento, mucho viento, miro por la ventana y el mar que ayer era azul ahora está casi blanco, esas olas, marejada. La playa está vacía, algún peregrino que aprovecha el contraste con el páramo, con los montes y bosques que dejó atrás. Por cierto, aquí llega un porcentaje de peregrinos especiales, no vienen sudados, ni cansados, no se emocionan, están terminado su Camino pero parece que acaban de empezarlo, llevan un gesto serio, absorto, no saludan, no cojean, sospecho que han salido justo del pueblo anterior, no hay pasión, además son feos, unos peregrinos light, antipáticos, algunos.

Agosto va, sigue, cumple la rutina de aquí, un paisaje único, calma, buena gente alrededor, conversaciones al anochecer, días de lluvia fina, días de viento, días esperando el milagro y de pronto el sol ilumina Langosteira y mi ventana,  el paseo por la orilla cumple todas las expectativas,  vuelve el deseo de regresar una y otra vez al símbolo, a la paz, a no desear nada excepto esto, lo elemental, aunque bien es cierto que ese concepto de lo elemental quizás esté deformado, desvirtuado, pero quién piensa en la virtud ahora. El ahora, hoy.


Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007